CÓMO FUNCIONA

COMITÉ DE SELECCIÓN

El Comité de Selección en Colombia a través de la Secretaría Técnica-CPDH, es la instancia facilitadora y de apoyo del Programa, encargado de seleccionar a los defensores/as de derechos humanos que viajarán a Asturias, recopilar la documentación previa al viaje y de emitir concepto sobre estadía de los defensores cuando sea necesario.

Actualmente, el Comité de selección de casos está compuesto por nueve organizaciones, algunas de estas con estatus consultivos en organismos como la ONU o la Organización de los Estados Americanos (OEA).

COMISIÓN ASTURIANA DE ORGANIZACIONES DE APOYO

La Comisión Asturiana De Organizaciones de Apoyo está integrada por catorce organizaciones sociales, oneges y comités de solidaridad del Principado de Asturias y se encarga de dar apoyo político y social al Programa y a las personas acogidas, además de abrir espacios para las actividades públicas del grupo. Es un espacio abierto compuesto actualmente por:

COORDINACIÓN

El Coordinador es la persona encargada en Asturias del funcionamiento del Programa y de la organización de las actividades. Es el conducto regular para la comunicación en todos los temas del Programa y de la Visita Asturiana anual.

REQUISITOS PARA SER BENEFICIARIO DEL PAV

  • Ser líder o lideresa de una organización social, integrante de una organización sindical o de derechos humanos en Colombia.
  • Aportar al Comité de Selección las pruebas del riesgo para su vida e integridad física mediante documentos como las denuncias ante las autoridades civiles, judiciales o de policía; los pronunciamientos de organizaciones sociales o de derechos humanos sobre su caso; testimonios, notas de prensa, etc.
  • Pasado judicial en regla, sin antecedentes penales, ni demandas por alimentos.
  • Cumplir la cita de entrega de documentos que le ponga la Embajada de España en Bogotá, incluidos las pruebas para el Covid-19.
  • Entregar al Coordinador en Asturias una carta de aval para su acogida temporal, firmada por la organización social a la que pertenece.
  • Cumplir los compromisos y las condiciones del Programa suscritas en el acta de compromisos.
  • Dadas las condiciones que impone el Covid-19 conviene que la persona que se postule para ser acogida por el Programa Asturiano goce de buena salud general, que no sea una persona de alto riesgo por patologías previas a su viaje.

Visados. Los gestiona el Programa desde Asturias, pero la presentación de los documentos es personal y con cita previa.

Viajes. Los pasajes los aporta el PAV con la autorización de viaje de la Embajada ya emitida. El Coordinador acuerda con las personas seleccionadas las fechas de viaje Bogotá-Madrid-Asturias, y sitúa los pasajes en Bogotá.

Apoyo en Frontera. Días antes del viaje el Coordinador avisa a la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) para que indique a sus Abogados de Guardia en la frontera del aeropuerto de Madrid-Barajas, la identidad, la fecha, el número del vuelo, la aerolínea y la hora de llegada de las personas seleccionadas, por si fuese necesario apoyo legal para su entrada a España.

Documentos. Una vez en Asturias la persona deberá aportar al Coordinador el Acta de Compromisos firmada, y entregar a Soldepaz las facturas originales de los gastos previos al viaje: transportes, hotel, documentos.

CONDICIONES DEL PAV

  • Pasaje aéreo internacional con fechas de viaje y reservaciones cerradas para el vuelo en la ruta: Bogotá – Madrid – Asturias – Madrid – Bogotá.
  • Un pasaje aéreo o terrestre en la ruta: su región – Bogotá – su región, para que viaje a la cita de entrega de documentos para el visado. En el caso de pasaje aéreo solo se reconocerá si efectivamente se usó y condicionado a la presentación de una factura legítima que deberá estar diligenciada como aparece al final de este escrito. En el caso de pasaje terrestre se reconocerá su valor con la presentación de la colilla del pasaje.
  • Gastos de hotel en Bogotá en gestiones de visado o antes del viaje, hasta tres días con factura.
  • Recibirá una habitación amueblada en un apartamento que compartirá con las otras personas acogidas en la ciudad de Gijón. No tendrá que pagar arriendo, ni servicios públicos domiciliarios; no tendrá que traer ropa de cama; solo enseres personales.
  • Recibirá además una asignación mensual para cubrir los gastos de su alimentación y transporte dentro de Asturias.
  • Vencidos los seis meses el Programa, termina para cada persona acogida y desde ese momento no asume obligación material, por lo que el defensor debe entregar su habitación y cumplir el compromiso de retornar al país.

Durante los 6 meses, se llevan a cabo una serie de actividades, que se coordinan semanalmente dentro del grupo y en estrecha colaboración con las organizaciones de la Comisión:

  • Actividades de incidencia tanto con instituciones del Estado español como con empresas que tienen presencia en Colombia.
  • Actividades de sensibilización, denuncia y fortalecimiento de redes de solidaridad: se publica, cuando hay recursos, una revista por cada edición del PAV (Woumain), se desarrollan encuentros y foros, reuniones con colectivos y organizaciones, charlas públicas, acciones de calle, exposiciones artísticas, talleres, etc., tanto en Asturias, como en otras ciudades del Estado español, y la Unión.
  • Actividades formativas: se llevan a cabo talleres de diferente índole en función de las necesidades e inquietudes de las personas acogidas. En la mayoría de casos son personas o colectivos solidarios con el PAV quienes aportan formación en contexto, historia, política, cultura… En otras ocasiones se ha facilitado acceso a formaciones más formales o regladas como la Universidá Popular de Xixón o acuerdos puntuales con la Universidá d’Uiéu.
  • Reposo y acompañamiento psicosocial: Durante la acogida, se tiene en cuenta la necesidad de descanso de las personas acogidas, permitiendo que este periodo pueda ser un tiempo de desconexión en función de las necesidades de cada persona. También se ofrece un acompañamiento psicoterapéutico especializado a través de personas profesionales adaptado al perfil de las personas acogidas, entendiendo y transmitiendo la importancia política de tomar el autocuidado personal y colectivo como una herramienta esencial en la defensa de los DD. HH.