En búsqueda de Justicia frente a la mal…dita Impunidad en Colombia

El abogado Daniel Prado en Asturias.

daniel prado mural llanera
Jornada de mural en el Concejo de Llanera, Asturias.

El juicio al hermano de Álvaro Uribe Vélez, Santiago, terminó en febrero pero la sentencia aún no se ha presentado.

El proceso lleva 25 años y entre los contratiempos que han alargado su avance se cuentan el cambio de fiscales, abogados, modificaciones en las fechas de las audiencias, enfermedades del acusado y otros que han generado que se prolongue por más de dos décadas.

El abogado de las víctimas ha estado en el parlamento asturiano, y ha tenido comunicación con la agencia asturiana de cooperación y el Ayto de Xixón.

Este abogado defensor de DD. HH., con medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que ha padecido diversas persecuciones y amenazas de muerte, espera un sentencia condenatoria al hermano del expresidente, ya que la procuradoría y la fiscalía también han solicitado pena contra el ganadero: la acusación tiene que ver con “los 12 apóstoles”, una estructura paramilitar muy violenta de la que formaría parte o sería su responsable, con un largo prontuario de crímenes (300 asesinatos selectivos).

Pero también el entorpecimiento de la justicia y las dudas sobre su condena pese a las evidencias tienen que ver con el poder acumulado por la familia Uribe, cuyo partido sigue gobernando el país.

En 1996 comenzó el proceso que vinculó al ganadero. En ese mismo año la Fiscalía General afirmó que el grupo paramilitar fue creado por comerciantes de la zona de Yarumal, Antioquia y que estos habrían tenido relación con la Hacienda La Carolina, perteneciente a Santiago Uribe.

Dicha hacienda habría sido el epicentro de varios delitos, entre los que se encuentran concierto para delinquir y asesinatos, según algunos testimonios aportados al proceso.

Se allegaron más testimonios que aseguran que Santiago Uribe fue miembro principal del grupo paramilitar y que participó activamente en las actividades criminales del mismo.

En el año 2016 el hermano del expresidente Álvaro Uribe fue detenido durante dos años en un batallón de Rionegro, Antioquia; según la fiscalía, existían pruebas suficientes de su participación en los crímenes de ese grupo paramilitar.

Santiago Uribe salió de su detención debido a que un juez especializado levantó la medida de aseguramiento permitiendo que cumpliera el juicio en libertad.

Abogado apoderado de las víctimas, Daniel Prado Albarracín:

“Es claro que Álvaro Uribe Vélez y sus abogados, que son los mismos de Santiago, han desprestigiado a aquellas personas que desde la administración de justicia toman decisiones en su contra. Pero también inciden en el nombramiento de funcionarios.”

“Existen varias decisiones de la administración de justicia que buscan que esa impunidad cese. Cuando el Tribunal de Justicia y Paz de Medellín dice que se investigue a Álvaro Uribe Vélez por la conformación de grupos paramilitares pues lo que está diciendo es que cese toda esa impunidad. Claro que es importante que, frente a todo lo que ocurrió en Yarumal, Santiago sea condenado porque esta abre otras acciones de revisión frente a otras personas que fueron absueltas en el proceso. Demostraría que la administración de justicia puede funcionar.”

Paramilitarismo e In-justicia en Colombia.

Deja una respuesta